jueves, 27 de junio de 2013

Sufrir el binomio miedo y seguridad

montaje denominado, precisamente. ‘La construcción del miedo’ intenta mostrar cómo se nos crean una serie de necesidades que van irremisiblemente acompañados de una sensación de pánico que nos obliga a recluirnos cada vez más en nuestros hogares. Las necesidades creadas por poseer grandes casas nos crean miedos, miedo por mantener a salvo esas propiedades e inseguridades por permanecer en ella, consumiendo cada vez más y más productos que nos mantengan a salvo dentro de las propiedades y alejándonos de la vida social, sumergiéndonos en un bucle agorafóbico que nos separe del resto de semejantes mediante el binomio miedo y seguridad.

es un dispositivo falso, que cobre por banda (y la clone) pero simule que cobra por pin. El usuario pone el pin, y los cacos se van luego con la tarjeta clonada a sacar dinero del cajero. La culpa la tendrá el maquinista y lo que tendría que hacer el muchacho es llegar a la siguiente parada y poner la correspondiente queja, por no parar el conductor en una parada, en la que tiene la obligación de parar, pero NUNCA darle al freno de emergencia. La culpa no será del chaval, pero es terriblemente incivico, en hora punta, hacer parar el tren (y la linea entera) por algo que no me parece una emergencia.

un vecino enfrente mío saltaba también de madrugada, y tardómeses en darse cuenta de que molestaba, ignorando quejas de vecinos, alegando que su coche esto, que su coche lo otro: lo supo seguro cuando se encontró que alguien le había echado ácido encima del capó, fundiendo pintura, rueda y, por supuesto, sistema de alarma (me imagino que parte del sistema eléctrico también) La demanda del vigilante, repito, fue en todo caso correcta, y ante la actitud del usuario su reacción fue simplemente decirle amablemente que si se lo pedía es porque estaba haciendo su trabajo y no le estaba acusando de nada. Al final el chaval le enseñó la bolsa, el vigilante le dio las gracias y se fue, no sin antes volver a insultarle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario