martes, 30 de julio de 2013

La autoridad de un vigilante de seguridad

"pelearte" con particularesHombre, en función del ramo, también se hace bastante (o se debería hacer)en pleno boom inmobiliario cuando los pisos se vendían solos, a veces la decisión de dar el piso a una agenica u otra era cuestión de estar en el lugar adecuado en el sitio adecuadouna cosa tan sencilla como tomar cada mañana un café en el mismo bar de la zona (e interactuar con los vecinos) te servía para que te conociesen y supiesen a qué te dedicabascomo decía mi jefe "de lo que no se habla, no se vende". Alguna vez mi primer contacto con alguien que quería vender su piso era en la barra del barme conocía del barrio, del bar, sabia que estaba en una inmobiliaria y se acercaba a preguntar si podía ver su piso y decirle por cuanto se podía vendera veces se concretaba la operación, a veces no (muchas veces simplemente me preguntaban para tener un idea y empezar a "subastar" el piso por las agencias de la zona)

con ver su página web se huele de lejos la estafa: Sólo de cara al control de acceso. Por lo demás no tienen derecho a ello. Solo el hecho de trabajar a comisión a mi ya me parece una estafa Solo se puede abusar de las leyes con gente que las desconoce Solo un apunte. Un vigilante de seguridad, si es una autoridad en un recinto privado. Y si tiene poder para << retenerte >> (de hecho llevan grilletes para ello si fuese necesario) hasta que venga la policia. Solución: No se denuncia.

le dije que no se preocupara, que como se me negaba el acceso a la tienda de forma ilógica, iba a llamar a la ertzaintza y que ellos decidieran. Saqué el móvil y oh, sorpresa, cambian de opinión ensegundos. Hoja de reclamación al canto. Jamás he vuelto a entrar en Zara. Que les den a ellos y muchas de sus absurdas dependientas que intentan mirarte por encima del hombro. Afortunadas las que medimos .. Somos humanos, no máquinas desafortunadamente, tanto para lo bueno como para lo malo. La responsabilidad de un hijo se asume siempre al % siempre, lamentablemente nosotros no estamos siempre al %.

No hay comentarios:

Publicar un comentario