miércoles, 30 de abril de 2014

Cuando el ladron es el propio banco

Si algún día tenéis algún altercado en el que por ejemplo le pegan un tirón al bolso de vuestra novia y sale pitando, espero que algunos de los de por aquí no empecéis a pegar gritos llamando a la seguridad del recito, total no sirven más que para retener y pegar ostias injustamente, ¿verdad? Supongo que es tan sencillo como que el sistema haga llamadas perdidas, que no cuestan dinero, cada cierto tiempo. Lo ideal, en ambas direcciones: primero la centralita llama a Securitas, y luego Securitas llama a la centralita. Si da apagado o error es que algo falla. Desde luego cuentan con toda mi simpatía, y mas viendo como los mafiosos vinculados con la enseñanza privada se apoyan entre si para silenciarles de la forma mas kafkiana. me quedo con uno de los comentarios del blog: Claro, como que es la segunda parte del culebrón.- Entrar directamente hacia la máquina.

No contratar con ninguna eléctrica, promover las energías renovables en la medida de lo posible buscando siempre el autoabastecimiento y la independencia energética Hago lo mismooveces, en distintos comercios de los que rodean el mercado, y en todos ellos, los tipos se paran. Añadir Comentario $ 81. 99 Observar un costo mucho más + Entrega en 1 tienda ¿Patetico? Parece que si no vives en una mansion de tipo Koplowitz para arriba, lo demas te parecen chabolas. Que insultante falta de respeto. Hola capullo. Tu detector de alarma ultrasensible se ha estado disparando cada cinco minutos arruinando la tarde de sábado de todo el vecindario. Te garantizo que nadie quiere robar esta trozo de mierda. Arregla la alarma de tu coche, por favor. Y lo peor, la policia no hace nada por que "es normal que en Valencia se celebren así los goles" ahora bien, lanza tu alguno y verás lo que te pasa.

etiquetas: vecino, alarma, coche Claro, siempre es más seguro el colchón que una caja de seguridad en un banco. No sé si me entiendes. Es indignante, no me puedo creer el poder tan grande de esta prenda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario